Lunes, 15 de marzo de 2010

Guía para beneficiarse de la reforma

El Gobierno ha consensuado con la oposición una rebaja bianual del IVA de la rehabilitación y de las obras domésticas, del 16% al 7% (8% desde julio). Y se ha introducirá una desgravación del 10% en el IRPF por obras relativas a la eficiencia energética, suministros o accesibilidad, hasta finalizar 2012.

¿Qué se entiende por rehabilitación y cuándo se puede hacer?
Según el Ministerio de Vivienda, son aquellas “obras que se realizan para la mejora de viviendas y edificios”. En el primero de los casos, que es el que se analiza hoy, las obras de rehabilitación son aquellas que se hacen para obtener más superficie útil, modificar la distribución interior, adecuar las instalaciones como las del agua o la electricidad, entre otras, y para conseguir un mejor aislamiento térmico y acústico. También se pueden realizar obras para ahorrar energía o suprimir barreras arquitectónicas o ruido, por ejemplo.

- ¿Cuál es el tratamiento fiscal de estas obras?
Ojo con esto. No es lo mismo el concepto común de rehabilitación que el que establece la ley a efectos fiscales. Todo dependerá de la redacción final de la propuesta del Gobierno. Tributariamente sólo se admiten las obras que principalmente afectan a elementos estructurales del edificio y cuyo coste exceda del 25% del valor de construcción (terreno incluido). Tenga en cuenta también que una vivienda rehabilitada en venta pasa a considerarse de nuevo una primera transmisión. Es decir, tributaría por IVA (impuesto estatal) y no por ITP (autonómico). Así, no se puede deducir, ya que el promotor o dueño del edificio soportó ITP antes, y no IVA.

El Gobierno ampliará las obras consideradas de rehabilitación estructural a efectos del IVA con el objeto de disminuir el coste de la renovación del parque de viviendas, en particular en el centro urbano de las ciudades (más allá de los dos años en que se podrá hacer de forma extraordinaria, según el Gobierno).

- ¿Y qué pasa con las reformas pequeñas o de eficiencia energética?
Otras rehabilitaciones menores, como los servicios de pintura, fontanería, electricidad y carpintería, tributan por IVA, que será también el reducido (8%), como aprobó el Congreso anteayer. Además, también va a aprobarse la nueva desgravación, de hasta 12.000 euros en el IRPF por realizar rehabilitación en su casa. Dése prisa, porque se aplicará sólo hasta el 31 de diciembre de 2012 y únicamente para los contribuyentes con rentas inferiores a 33.007,2 euros. A partir de dicho umbral de renta, el importe de la deducción irá decreciendo hasta su desaparición. Aviso para navegantes: el documento gubernamental que contiene la medida deja caer, de pasada, que la deducción fiscal sólo se aplicará a las viviendas “habituales”, y no a las vacacionales.

- Consejos de los expertos, que le animan a “rehabilitar cuanto antes”
Las rebajas fiscales del Gobierno aún no están definidas del todo, pero parece que van más dirigidas a las reformas que a las rehabilitaciones puras y duras. “Es un buen momento para hacer reformas, gracias a estas facilidades y a las que dan las autonomías”, asegura Julio Gil, socio director de Horizone Consulting Inmobiliario. “Es una oportunidad única que hay que aprovecharlo todo lo que se pueda y cuanto antes”, apunta José Antonio Pérez, director general del Instituto de Práctica Empresarial.

“Todos los que tengan un edificio en propiedad, o las comunidades de vecinos, están en un momento muy propicio, sobre todo en los centros urbanos”, agrega. Y aconseja seleccionar muy bien antes de contratar los servicios de rehabilitación: “Hay que ponerse en manos de los expertos; no contrate a alguien que no haya rehabilitado nunca o con escasa experiencia”. Surgirán advenedizos.

- ¿Qué ayudas le pueden dar?
La rehabilitación está de moda. No dude de que casi siempre tendrá una ayuda autonómica por reformar su casa. Son tantas que no cabrían aquí, pero en su comunidad le detallarán todas las que le pueden corresponder. En cuanto a las subvenciones que da el Gobierno, el Plan de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 concede préstamos convenidos por el coste total de la rehabilitación de la rehabilitación –computando un máximo de 90 metros cuadrados– a quienes quieran rehabilitar su piso para el uso, siempre que ingresen menos de 6,5 veces el IPREM (48.458 euros al año). Será condición necesaria que al menos el 25% del presupuesto de las actuaciones esté dedicado a reparaciones sociales (energía, accesibilidad...).

Mucho ojo con las reparaciones “urgentes”
El Congreso ha acelerado el impulso a la rehabilitación, consensuando el “pacto de los fontaneros”, que reduce el IVA a los servicios de pintura, fontanería, electricidad y carpintería. Esas pequeñas rehabilitaciones no sólo son un foco de economía sumergida, sino también un importante nicho de abusos a quienes las demandan, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Es imprescindible que usted pida un presupuesto casi cerrado por teléfono, si requiere estos servicios. Se han dado casos en los que un cerrajero de urgencia ha cobrado 490 euros por abrirle la puerta a una persona que olvidó pedir un precio orientativo antes, según la OCU.

Pero no se quede ahí: exija que le detallen los costes de mano de obra y de desplazamiento; así como lo que le cobrarán en caso rechazar el presupuesto que le ofrezca el profesional una vez en su casa. Si no se lo dan, llame a otro. “Cuando el técnico llegue a su casa, pídale que le confirme las tarifas”, ya que está obligado a tenerlas por escrito, recuerda la OCU. Si olvidó pedir presupuesto previo y ya han realizado la reparación por un precio que considera abusivo, no firme el presupuesto y exija una copia de la factura antes de pagar. La necesitará para reclamar posteriormente. “Recuerde que las reparaciones realizadas están garantizadas por un periodo de tres meses”, subraya la OCU.


Tags: rehabilitacion

Publicado por fandres1 @ 11:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios