Jueves, 12 de mayo de 2016

¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Siendo un importante colectivo en nuestro entorno laboral, temas como la jubilación parcial o incluso la jubilación anticipada para autónomos han tardado muchos años en regularizarse. En el entorno de transformación económica y social de la economía española posterior a la crisis, el porcentaje de trabajadores por cuenta propia ha crecido respecto al total de la masa trabajadora y existe escasa información sobre los derechos de un grupo de profesionales tan importante para la economía española. Según el reciente informe “Flexibilidad en el trabajo” de la consultora Randstad, el peso de este sector en España ha subido desde el 16,4% al 17%, todo ello a pesar de que, tal y como ha ocurrido con el empleo en general, se hayan perdido más de 410.000 afiliados.

A pesar de su importancia y tal como se desvelaba en “Emprende tu Jubilación. Estudio para pymes y autónomos” elaborado por la Universidad de Barcelona y VidaCaixa, una mayoría de trabajadores por cuenta propia, hasta un 78%, se sienten más vulnerables que los trabajadores en régimen general con respecto al acceso a una prestación digna y la mayoría asume que su pensión no será suficiente para mantener su actual nivel de vida.

Según se mostraba en “Emprende tu jubilación”, en 2015 las pensiones de los autónomos alcanzaron una media de 635 euros mientras que la de los asalariados fue de 1.155 euros. Una diferencia sustancial que deja en situación de debilidad a uno de los colectivos más vulnerables a la hora de afrontar problemas sobrevenidos como las crisis económicas. Además, como también se desprende de este trabajo, un 43% de estos trabajadores no utiliza ningún instrumento de ahorro, plan de pensiones o de previsión para complementar la prestación pública, lo que puede contribuir a profundizar en esta situación de debilidad futura.

Si no se han tomado precauciones durante los años de cotización exigidos (ahora 25 años), una solución para mantener el nivel de vida puede ser simultanear el cobro de la pensión con el empleo. Equiparándolos como decimos a los trabajadores en régimen general, esta modalidad flexible permite a los trabajadores que así lo deseen realizar una actividad laboral a tiempo completo o parcial y, a la vez, cobrar el 50% de la pensión cotizada, dejando el cobro total de la pensión para el momento en el que se cesa definitivamente toda actividad laboral.

Los requisitos para cobrar la jubilación parcial siendo autónomo incluyen haber cumplido la edad mínima (65 en este momento y 67 años a partir de 2027) y haber trabajado el tiempo necesario para cobrar el 100% de la pensión, esto es, no haberse acogido a ninguna bonificación o anticipación anterior. Esta fórmula, lo que se conoce como un pensionista activo, prevé una cotización a la Seguridad Social simbólica que no se traslada a la base de cotización: un 8% de su base sufragado íntegramente por el trabajador (en el caso de los trabajadores en régimen general la empresa se hace cargo del 6% y el trabajador de un 2%).

Según los datos de OPA extraídos de la Seguridad Social y el Ministerio de Empleo, el pasado mes de marzo había en España 1.934.850 trabajadores por cuenta propia cobrando una pensión, lo que supone 1.169 pensionistas más que en enero de 2016. Una cifra que“da una idea de que un importante número, lejos de jubilarse, decide prolongar su vida laboral para mejorar su pensión futura”.

Finalmente, desde las asociaciones y colectivos del sector insisten en que la implementación de la jubilación parcial para autónomos es una buena manera de regularizar tareas opacas que, según se ha detectado, complementan de facto el cobro de pensiones mínimas en el caso de estos trabajadores. Un hecho sin duda ventajoso desde el punto de vista de la recaudación fiscal.


Publicado por fandres1 @ 18:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios