Viernes, 11 de marzo de 2016

Dentro de mi experiencia profesional, se me han dado casos de traspasos de negocio mal valorados, debido a que no se ha realizado el estudio de mercado pertinente ni una valoración del negocio actual a traves de diferentes herramientes que existen en el mercado.

A la hora del traspaso comercial, hay que tener en cuenta diferentes variables como pueden ser: Situación del local, periodo contratado, tasas a pagar al Ayto, si existen contrataciones laborales, valoración del stock, cartera de clientes... etc, sin olvidarte que tambíen adquieres las obligaciones de la empresa (deudas,perdidas...etc).

Por parte de la diputación foral, existe un departamento que se encarga de asesorar de manera gratuita a todas las personas interesadas en el traspaso de un negocio.

https://www.facebook.com/asesoriavirgendelmar/, o también en la pagina de Berriz empresa.

Ventajas e inconvenientes

La principal ventaja es que la marca esta ya creada, ahora bien, depende del nuevo gestor el saber mantenerla y hacerla crecer.

  • Fondo comercial.El traspaso de un negocio ya creado, te  puede aportar unos valores intangibles pero vitales para una empresa como una marca o nombre comercial conocido, una cartera de clientes fidelizada, una red de proveedores establecidos y un conjunto de trabajadores con experiencia en el negocio”, sobre todo si es una franquicia ya establecida.

Por otro lado la operación no está exenta de inconvenientes que deberás analizar previamente:

  • Pérdida de know how. Si vas a dedicarte a la misma actividad que el anterior propietario, es conveniente que conozcas el negocio. “El empresario no cede su forma de llevar la empresa por lo que el adquiriente debe estar familiarizado con los aspectos de gestión comercial que hicieron rentable la empresa o podría estar abocado al fracaso”.Es decir, conocer las herramientas propias del negocio, capacidad de negociación, gestion del stock, dominar las formas de pago y plazos de entregas establecidas en el sector.
  • Valoración del fondo de comercio. Antes de decidirte por un negocio, es conveniente que realices un estudio de mercado para saber las posibilidades de rentabilidad del mismo. Además, te ayudará a calcular el precio del traspaso, que puede ser elevado por el fondo de comercio (clientela, proveedores, empleados, etc.). También ten en cuenta que con el cambio podrías perder parte de ese activo comercial y añadir la situacion del mercado, es decir, la tasa de crecimento a futuro.
  • Características del local. Ojo, si se va a montar un negocio distinto al existente, se evalúen las posibilidades de aprovechar las instalaciones actuales y se tenga en cuenta la posible inversión adicional en reforma que tendrá que añadirse al importe del traspaso”. En este sentido también habrá que informarse de las posibles restricciones legales para la realización de obras o el desarrollo de determinadas actividades comerciales”, salidas de humos, derechos de cocina, horarios de cierre, si es necesario la insonorizacion del local.
  • Ayudas por la creacion de empresa o empleo. Debes asesorate antes de iniciar el negocio de las posibles ayudas que puedan existir para la inversion en el negocio, creacion de empleo...etc ya que te puede marcar unas pautas que debes tener en cuenta como puede ser: plazos, tipos de contratos, cuantia mínima de la inversión.

Precauciones a tomar.

Es necesario hacer un plan de negocio por lo menos a tres años, siendo más exhaustivo el primer año para saber cual es tu punto de equilibrio, es decir, saber cuanto tienes que vender para poder cubrir tus costes fijos y la empresa sea rentable, marcate un plazo, es decir, si llegado a esa fecha no has conseguido unos objetivos mínimos, mejor cerrar y dedicar tu tiempo a actividades más rentables ya que el agujero con el paso del tiempo va a ser cada vez mayor.....

Exigele al anterior gerente del negocio que te facilite los libros contables de los últimos dos años para que puedas hacer una extrapolacion.

Aspectos fiscales que debes tener en cuenta.

Ojo, todas las deudas que sean generado por el negocio, pueden exigir responsabilidades al sucesor y el trasmitiente se declara insolvente, por lo que se puede solicitar un certificado de hacienda y de seg social de que no existe ninguna deuda pendiente para quedarnos tranquilos, aunque son los trasmitibles las ligadas al ejercicio de la actividad (iva, iae...etc).

Cautelas si hay trabajadores implicados

“Si en el momento del traspaso hay trabajadores en plantilla, el Estatuto de los Trabajadores establece el principio de continuidad de las relaciones laborales. De esta forma, el nuevo empresario no podrá rescindir los contratos suscritos por el trasmitente por causa, exclusivamente, de la sucesión empresarial”. No obstante, el empresario sucesor podrá adoptar medidas de despido objetivo, colectivo o disciplinario, según lo previsto en los artículos 51, 52 y 54 del Estatuto de los Trabajadores. “Por otro lado –continua Urcelay–, el nuevo empresario quedará subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social del anterior y será responsable del pago de salarios y cotizaciones pendientes en el momento del traspaso”.

Además, tanto el trasmitente como el adquiriente responderán solidariamente ante los trabajadores durante tres años de las obligaciones laborales previas al traspaso que no hubieran sido satisfechas. La responsabilidad se extenderá al momento posterior a la transmisión cuando se declare mediante resolución judicial que la cesión de trabajadores es fraudulenta y constitutiva de delito, ojo con este tema sobre todos en sectores delicados como construccion, limpieza...etc


Publicado por fandres1 @ 11:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios