Jueves, 23 de julio de 2015

¿CUANDO ME DEBO DE DAR DE ALTA EN AUTONOMOS?¿CUANDO ME DEBO DAR DE ALTA EN ACTIVIDADES ECONOMICAS?

Continuamente mis clientes y conocidos me comentan la posibilidad de hacer pequeños trabajillos por parte de parientes y conocidos y cuando seria necesario, por lo general se suelen reflejar en pocos casos concretos que paso a describir:

        a) Alquiler de vivienda habitual: En este caso no se considera actividad economica sino un rendimiento de capital inmobiliario y exento de iva por lo que no haria falta darse de alta ni en actividades economicas ni en el RETA y el recibo se emitiria sin IVA y sin RETENCION.

         OJO. Existe un caso concreto en el que nos tendriamos que dar de alta en IAE y este sería si nuestro cliente en vez de ser un particular es UNA EMPRESA, en este caso si que habria que hacer fra con el IVA correspondiente y declararlo e ingresarlo.

       b) Alquiler de locales y naves industriales. En este caso irremediablemente te tendras que dar de alta en actividades economicas y emitir factura con iva y con la retencion correspondiente que este año es del 20%, en principio no seria necesario darse de alta en actividades economicas.

       c) Pequeños trabajos comisionados (especialmente seguros y banca). Este caso es parecido al anterior, por lo general son empresas grandes que necesitan hacer cartera, trimestralmente te haran entrega de pequeñas cantidades, pero en este caso ya te lo entregan neto, es decir, realizada la retencion correspondiente que este año es del 19% , aunque ahora en Julio acaba de cambiar al 15%, no será necesario darte de alta en actividades economicas ni en la seguridad social ya que por lo general son cantidades pequeñas y además estan exentas de iva.

       d) Trabajos esporadicos como pueden ser pequeñas reparaciones, funciones comerciales, articulos en revistas, sponsor....etc

       En este caso debeis tener en cuenta una serie de variables:

        - A la hora de realizar los trabajos voy a tener que emitir factura con IVA, por lo que automaticamente me veo obligado a darme de alta en actividades economicas y presentar trimestralmente el IVA.

        - Independientemente de la frecuencia de facturacion, debo tener en cuenta el importe anual para saber si es necesario que me de alta en autonomos o no.

¿Cuando existe obligación de darse de alta como autónomo?

Existe obligación de darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) cuando se realiza una actividad económica de forma habitual, personal y directa  a título lucrativo.

Para mayor claridad desarrollemos un poco estos conceptos marcados en negrita:

  • Actividad: Prestación de un servicio o producción de bienes para su entrega a un tercero (cliente)
  • Habitual: Que la actividad se realiza con continuidad y no de forma ocasional o esporádica. Lo que no implica necesariamente exclusividad, pero sí que sea la actividad productiva que principalmente desempeñe el trabajador.
  • Personal y directa: Es preciso que el trabajador debe intervenir con su propio esfuerzo en esa actividad productiva.
  • A título lucrativo: Para generar ingresos, en definitiva, ganar pasta.

Conclusiones:

Si se realizan trabajos esporádicos, no habría problema si no os dais de alta como autónomos. Sed muy prudentes a la hora de valorar si los trabajos que realizáis son realmente esporádicos o no, pues un trabajo que en su inicio se realiza de manera puntual puede convertirse en un trabajo que se puede perfectamente considerarse como habitual.

Los desempleados que se encuentran cobrando una prestación por desempleo no podrán facturar por actividades que generen ingresos sin darse de alta en autónomos. Y como es obvio, si se dan de alta como autónomos dejarán de cobrar dicha prestación, ojo, tambien es necesario saber que se puede capitalizar el paro o que la prestación la puedes seguir cobrando si te das de baja antes de dos años en autonomos.

En cualquier caso, siempre existe obligación de facturar

Podemos afirmar con total rotundidad y sin miedo a equivocarnos que para recibir un pago por la prestación de un servicio o la entrega de un bien, debo emitir una factura, de lo contrario ese pago está realizado en dinero negro, en B o como se dice ahora “en black” (anglicismo muy de moda por el asunto de las tarjetas opacas, cuyo uso nunca entenderé, ni el de las tarjetas opacas ni el del anglicismo). Un pago debe estar soportado por una factura. Por eso, también existe la figura de la autofacturación, que consiste en que vuestro cliente emite la factura, como si fuerais vosotros la que la emitierais, para que os la pueda pagar. Es un supuesto muy habitual, por ejemplo, en los programas de afiliados.

 

Por ello, y para poder emitir facturas, debo estar dado de alta en Hacienda, habiendo presentado la declaración de alta censal (modelo 036 ó 037), que no deja de ser una comunicación a la administración tributaria de los datos de la persona física o jurídica que emprende una actividad, qué tipo de actividad se desarrolla, dónde se desarrolla, los impuestos a los que la misma está sometida (IRPF e IVA, por ejemplo), así como la identificación del epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) en el que se encuadraría la misma.

Además, si alguien os subcontrata,sobre todo grandes empresas y entidades públicas,  podrá exigiros para pagaros la factura el certificado de contratistas y subcontratistas o también un certificado negativo de la seguridad social así como un seguro de responsabilidad civil, siendo imprescindible para conseguirlo estar dado de alta en Hacienda y en la seguridad social. ¡Ojo!, si algún cliente os solicitara estos certificado y no lo presentarais, vuestro cliente podría negarse a pagaros,  ya que vuestros clientes son responsables subsidiarios ante Hacienda de las deudas que hayáis contraído con la Agencia Tributaria.(Si te declaras insolvente le pueden exigir la deuda a ellos.

 ¿Entonces qué es eso de que si no llego al Salario Mínimo Interprofesional no tengo obligación de darme de alta cómo autónomo?

Seguramente alguna vez hayáis oído que si no llegáis al Salario Mínimo Interprofesional, no es necesario que os deis de alta como autónomo.

El salario mínimo interprofesional (SMI) es una cantidad retributiva mínima fijada cada año por el gobierno mediante un Real Decreto que percibirá un trabajador referida a la jornada legal de trabajo. Para el año 2015, se ha  fijado dicho SMI en la cantidad de aproximadamente 756,70 €/mes (12 mensualidades), lo que en cómputo anual serían aproximadamente unos 9.080 €/año.

No existe ningún artículo de ninguna norma que disponga que si por una actividad obtenemos unos ingresos por debajo del SMI no estamos obligados a daros de alta en el RETA.

No obstante, y muy ligado a la consideración de lo que supone una actividad habitual o no, existe jurisprudencia (entre otras, la Sentencia de la Sección 1ª de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 20 de marzo de 2001 [RJ\2007\3185], con referencia a la Sentencia del mismo tribunal de fecha 29 de octubre de 1997, dictada en un recurso de casación en unificación de doctrina) que viene a considerar que la superación del umbral de ingresos del SMI es un indicador adecuado de habitualidad entendida como continuidad y permanencia.

Por tanto, puede ser defendible ante el juzgado que si por la realización de una actividad ingresamos un importe total anual que sea inferior al SMI, es un indicio de no habitualidad de la actividad y que por tanto no estamos obligados a darnos de alta como autónomo para la realización de tal actividad.

Así que, tened claro que no se trata de un límite cuantitativo que define la obligación o no de darnos de alta como autónomo, sino que dicho límite cuantitativo sirve de indicio para acreditar ante la Seguridad Social que una actividad no es habitual, para poder soslayar la obligación de darse de alta como autónomo.

El mito del límite de los 3.000 euros

Existe también la creencia de que no es necesario darse de alta si no facturo más de 3.000 € al año a cada cliente que tenga. Otro mito.

Lo que ocurre es que se confunde con la obligación de informar a Hacienda de aquellas personas físicas o jurídicas con las que se han tenido operaciones por más de 3.000 € en un año, es lo que se denomina la declaración de operaciones con terceros (347).

A partir del año 2014, además, todas las COMUNIDADES DE PROPIETARIOS están obligados a presentar el 347, por lo que todos los gremios que facturaban a comunidades, a partir de ahora, hacienda cruzara sus datos con hacienda para saber si han declarado los ingresos y el iva pertinente.

Hay gente que defrauda a Hacienda no pagando el IVA de operaciones con clientes por debajo de esos 3.000 €, porque para Hacienda resulta más difícil detectar esas operaciones, pues como se dice en el argot, “no se cruzan datos”. Obviamente, no os recomiendo en absoluto este tipo de práctica.

La práctica de acumular facturas y darse de alta algunos meses.

Hay otros que optan por darse de alta y de baja de autónomo periódicamente (por ejemplo el último mes de cada trimestre o semestre), acumulando todas las facturas generadas durante ese período. Para poder hacer esto, es preciso ponerse de acuerdo (en connivencia) con el cliente, lo que obviamente implica un evidente riesgo.

No deja de ser una práctica igualmente defraudatoria, pues estamos realizando una actividad habitual a la que le damos apariencia de intermitente, y que requiere no especificar el objeto de las facturas, ni hacer referencia a fechas concretas de prestación de servicios o entregas de bienes. Nos podría inspeccionar la Tesorería General de la Seguridad Social y sancionarnos.

Tengo un amigo que factura por mí.

Obviamente, también se trata de una técnica defraudatoria, pues tampoco se ajusta a la realidad la actividad que se lleva a cabo. Un amigo es autónomo o tiene una empresa. Lo habitual es que ese amigo os cobre el importe de los impuestos que debe pagar por los ingresos que recibe “en vuestro nombre” y que sacará y os entregará en B. Obviamente existe un riesgo de inspección y sanción por tales conductas.

Lo mejor es hacer las cosas bien

Como decía anteriormente, que cada uno decida cómo quiere emprender su negocio, pero creo que las cosas sólo hay una manera de hacerlas, y es bien. Otra cosa es que nos guste más o menos cómo está regulado.

Por tanto, si realizamos algún tipo de actividad de forma habitual y por la que obtenemos ingresos lo mejor será darse de alta en Hacienda y en la Seguridad Social, asumiendo las obligaciones que correspondan para estar tranquilos.

También recordar que cotizar a la seguridad social te da una serie de garantias en caso de contingencias (bajas comunes, accidentes, cese de actividad...)


Publicado por fandres1 @ 19:19
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios