Viernes, 06 de enero de 2012

Hacienda limitará los pagos en efectivo para reducir la economía sumergida

A  partir de una cierta cantidad -que puede rondar entre 1.000 y 3.000 euros- se obligará a empresas, profesionales y, probablemente también, particulares a pagar a través de transferencias bancarias o tarjetas de crédito.

Se pretende que las operaciones comerciales dejen siempre un rastro que dificulte la utilización de dinero negro. Además, en el caso de las empresas, limitar el pago en efectivo supone un obstáculo a la utilización de facturas falsas. Este típico fraude consiste en que una empresa que tributa en el IRPF por el sistema de módulos emite una factura por un servicio que no ha prestado para que otra compañía pueda desgravarse un IVA que, en realidad, nunca ha pagado.


Publicado por fandres1 @ 9:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios