Martes, 29 de noviembre de 2011

Ahora que estamos en epocas de crisis, los ayuntamientos estan intentando ayudar a los que pasan mas necesidades en función de su situacion personal o familiar.

El impuesto de bienes inmuebles es potestad de los diferentes ayuntamientos, puediendose permitir establecer una serie de exenciónes o bonificaciones. El problema viene cuando esas exenciones o bonificaciones  son rogadas, es decir, las debe solicitar el sujeto pasivo para que tengan efecto el año siguiente.

Esto puede suponer unos ahorros sobre las cuota integra del 50%. Partiendo del supuesto que pagamos de media unos 200 € por cada piso, estamos hablando de 100 € que seguro que a más de uno le viene bien, por otro lado, también se puede aplicar a inmuebles afectos a actividades economicas.


Publicado por fandres1 @ 11:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios