Martes, 03 de mayo de 2011
El Gobierno vasco investigar? de manera ?planificada?, minuciosa y con ?m?s rigor? que nunca las condiciones laborales de los trabajadores desplazados que desarrollan sus tareas en la comunidad aut?noma vasca y que dependen de empresas ubicadas en otros pa?ses comunitarios. Se trata de m?s 10.000 operarios, seg?n estimaciones de las centrales sindicales, que trabajan jornadas dobles a mitad de salario. Esta es una de las novedades de la campa?a anual de inspecci?n en materia de seguridad y relaciones laborales que acaba de poner en marcha el departamento de Trabajo y Asuntos Sociales. Es la primera vez que se hacen p?blicos estos planes, que tienen como objetivo controlar las condiciones de seguridad y salud en el puesto de trabajo y el cumplimiento de los convenios colectivos y resto de la regulaci?n laboral.
La gran mayor?a de las empresas de la construcci?n ser?n controladas este a?o por el personal habilitado por Osalan y por los miembros de la Inspecci?n de Trabajo, con el fin de evaluar el cumplimiento de la normativa. Una atenci?n especial merecer?n las grandes obras p?blicas -seg?n especific? a EL CORREO la viceconsejera de Trabajo, Sonia P?rez-, que ser?n visitadas ?en su totalidad?. Adem?s, en esta campa?a los t?cnicos pondr?n la lupa sobre el cumplimiento de los convenios colectivos en aquellas empresas que radicadas en el exterior, especialmente en Portugal, realizan trabajos subcontratados con personal propio de su pa?s de origen.
Desde que est? en vigor la normativa comunitaria sobre este tipo de trabajo transnacional, los sindicatos han denunciado con gran frecuencia las condiciones de trabajo de estos operarios, con los que no se respetan las condiciones pactadas en los convenios colectivos en vigor. Por ejemplo, sus jornadas son mucho m?s largas que las reguladas y sus salarios suelen rondar la mitad de lo que les corresponder?a, precisan.
Para los sindicatos, la situaci?n creada es un esc?ndalo sin precedentes, que casi ha acabado con sus esfuerzos y conquistas laborales de varias d?cadas en el sector. La hora de trabajo del convenio de la construcci?n de Vizcaya, que es de obligado cumplimiento en todo el sector para todos las empresas y operarios, explica I?aki Merino, responsable de construcci?n de CC OO de Euskadi, tiene un coste salarial aproximado de 17 euros. Pero los trabajadores de las empresas transnacionales cobran en torno a la mitad, y en algunos casos, como en una obra de Santurtzi ya finalizada, denuncia, cuatro euros.
Como consecuencia, explica, estos operarios, trabajan de sol a sol y pese a ello su salario se queda con frecuencia en la mitad de lo estipulado por el convenio.
Competencia desleal
Los empleados y empresas desplazados de otros lugares cotizan a la Seguridad Social de su pa?s y pagan all? todos sus impuestos. Al aplic?rseles condiciones laborales por debajo de las fijadas en el convenio colectivo ejercen una competencia desleal con las empresas y trabajadores residentes en Euskadi, seg?n han denunciado reiteradamente las centrales, que han llevado a algunas compa??as a los tribunales por incumplimiento del convenio colectivo.
Como estas empresas tienen que comunicar al departamento de Trabajo su situaci?n, con la relaci?n de operarios en esa situaci?n, el control puede ser muy riguroso. La comprobaci?n del tipo de contrato y de las n?minas est? dentro de los objetivos de los inspectores, precis? la viceconsejera.
No obstante, advierte I?aki Merino, la labor de control tropieza una y otra vez con la burocracia, en este caso internacional. Y es que los inspectores de trabajo s?lo pueden contrastar las condiciones salariales de los trabajadores que se les facilitan en la obra visitada con la Seguridad Social de su pa?s de origen. Llevar a cabo un tr?mite de esa naturaleza, si en el interlocutor no muestra una especial diligencia, puede llevar a?os, asegura el sindicalista, lo que deja en agua de borrajas buena parte del control realizado.
El fen?meno de los trabajadores de empresas transnacionales se ha extendido como un reguero de p?lvora por las obras de la comunidad aut?noma, y en menor medida en los sectores de montaje y naval, desde la entrada en vigor de la normativa que autoriza la actividad de estas empresas. I?aki Merino asegura que est?n presentes en ?todas? las obras p?blicas y en la mayor parte o todas de las privadas de cierta dimensi?n. Incluso se atreve a aventurar cifras: el 60 o el 70% de encofradores, ferrallistas y peones de las obras de Vizcaya son trabajadores desplazados, y lo mismo sucede con las de Guip?zcoa y ?lava. Ello supone que al menos 10.000 trabajadores est?n en estas condiciones.
15.000 puestos en Vizcaya
Advierte el sindicalista que en su denuncia no hay atisbos de racismo, sino de competencia desleal e incumplimiento de la ley. Gran n?mero de operarios aut?ctonos de la construcci?n especializados, que hace una d?cada eran 'rifados' por los empresarios, est?n ahora mano sobre mano porque las condiciones de trabajo son inasumibles para ellos. El paro en el sector en Euskadi se sit?a en m?s de 17.000 personas, mientras que en torno a 68.000 est?n ocupadas, seg?n los registros y estad?sticas oficiales.
Otra irregularidad en la construcci?n son las empresas que dan empleo a trabajadores rumanos, dirigidas por empresarios de aquel pa?s, explica, pero que en esta ocasi?n cotizan y cumplen sus obligaciones fiscales en Espa?a. Sin embargo, sucede que las retribuciones de estos trabajadores est?n ?muy por debajo? de lo estipulado en el convenio colectivo, denuncia.
CC OO de Euskadi, explica Merino, ha ?metido? decenas de denuncias en la Inspecci?n de Trabajo y los juzgados contra este tipo de empresas desplazadas ?con poco ?xito?, por los motivos ya rese?ados. Para descubrir a los infractores propone que los inspectores realicen los controles fuera de los horarios habituales de jornada laboral, que es cuando se hacen, por definici?n, las horas extraordinarias. Y recuerda al respecto que ?stas est?n limitadas a un m?ximo de ochenta al a?o, cuando es habitual que este tipo de operarios las realice en un mes o incluso en menos tiempo.
S?lo con el exceso de horas extras, asegura, se podr?an crear 15.000 puestos de trabajo en Vizcaya.

Publicado por fandres1 @ 17:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios